Salud Visual

Al volante, mejor con gafas

En este post os traemos un informe del Vision Impact Institute, un organismo internacional independiente que tiene como misión crear conciencia sobre la importancia de una visión sana, incluyendo el impacto socioeconómico de los Errores Refractivos no Corregidos (URE) y los beneficios de la calidad de vida de la corrección visual.

 

La autoría y propiedad intelectual de dicho informe es exclusiva de Vision Impact Institute, limitándonos únicamente a traducir un pequeño extracto y a compartirlo con vosotros.
Si deseais ver el informe completo en inglés podéis descargarlo aquí.

Este informe presenta un resumen actual de la práctica sobre cómo se aplican las normas visuales para la conducción en los países europeos: Es evidente que todavía existen muchas discrepancias entre los países de la UE en la aplicación del anexo médico de la Directiva 2009/113 / CE sobre el permiso de conducción en lo que respecta a las normas visuales para la conducción. En la actualidad, es urgente considerar el significado de los otros aspectos de la función visual, es decir, la sensibilidad al contraste y la visión crepuscular, sobre el rendimiento y la seguridad de la conducción si se va a implementar la directiva actual de manera adecuada.

Una sola Europa, distintas normas.

Todavía hay brechas significativas en la literatura científica sobre la influencia de la visión en la conducción y la necesidad de más investigación y evidencia para asegurar que los responsables de la formulación de políticas estén tomando decisiones informadas. Los encargados de formular políticas y otras partes interesadas deben reunirse para explorar la mejor manera de aumentar la concienciación pública sobre los estándares visuales para la conducción.

Las Directivas de la CE establecen que una Autoridad "debe evaluar si la visión del conductor es apta para la conducción". Esto se interpreta de manera diferente en los países miembros. En algunos sólo un médico puede dictaminar la aptitud del sujeto para la conducción, en otros es válido el dictamen de un especialista en cuidado ocular, y en algunos sólo es necesario el visto bueno de un funcionario gubernamental empleado a tal efecto en las oficinas de licencias de conducir.

En España en concreto es necesario realizar una chequeo médico en el momento de la adquisición de la licencia incluyendo diversas pruebas a tal efecto, mientras que por ejemplo en el Reino Unido la responsabilidad recae sobre el individuo que simplemente informa a las autoridades pertinentes sobre su estado visual y condiciones médicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *